Video | Sergio Carlo: Hipólito tumbándole el pulso a Luis Abinader

Sergio Carlo
Sergio Carlo

Editorial Antinoti: Hay una percepción generalizada de que están tumbándole el pulso a Luis Abinader, dentro de su propio gobierno.

Una de las primeras cosas que alarma a la población, es que las metidas de patas del gobierno del PRM tienen algo muy preocupante en común. Todas, sin excepciones, están relacionadas con Hipólito Mejía, quien está haciendo a la perfección lo que sabe hacer… joderla, y hace cada día más su evidente papel de ser “el caballo de troya” de Danilo Medina dentro del gobierno del cambio.

Cuando estalló el escándalo de la declaración jurada de la ministra de la juventud, Kinsberly Taveras, la gente no salía del asombro porque nada cuadraba. Desde su verdadero nombre Kinsberly en lugar de Kimberly hasta las decenas de millones acumuladas en tan poco tiempo.

Se supone que el presidente es la persona más informada del estado… y conchale, no es posible que sean los notividentes buscando en Google y viendo el programa de Nuria que encuentren cosas como… la cercanía de Kinsberly Taveras con el PLD, quien hasta le entregó “las llaves de Pedro Brand” a Gonzalo Castillo cuando fue alcaldesa de ese municipio… eso lo pueden buscar en los periódicos del 29 de agosto del 2014, ahí están las fotos.

Esto habría pasado por desapercibido si no fuera porque, las mismas bocinas del PLD denunciaban que Gonzalo solo asfaltaba las calles de sus munícipes o quizás ese “coqueteo con el PLD” explicaría cómo es posible que Kinsberly siendo una “militante de la oposición” lograra permisos del gobierno del PLD para una estación de combustible en plena autopista Las Américas.

Pero cuando uno ve que la joven, quien fue la directora de la Juventud con Hipólito durante la campaña para las primarias en octubre del 2019, “despega”, coincidencialmente a partir de la relación con su actual pareja sentimental… el hijo de Josefa Castillo, quien, a su vez dirigía el grupo de “primer voto” dentro de la Juventud, con Hipólito… solo podemos decir “no más preguntas magistrado”. Editorial Antinoti.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *