Trump ha recibido otro ‘fuetazo’ por parte de Twitter

La disputa entre Twitter y Trump parece ir cada vez a más cada día. Primero, Twitter marcó uno de los tweets de Trump como engañoso, luego este respondió amenazando con derogar las protecciones legales de la plataforma y desde entonces ambas partes están sumidas en un completo rifirrafe. Twitter vuelve a atacar por segunda vez.

Después de haber ocultado uno de sus tweets por “glorificar la violencia”, ahora ha deshabilitado un vídeo del presidente de los Estados Unidos en el que homenajeaba a George Floyd. El motivo ha sido una queja por derechos de autor.

El vídeo, de carácter electoralista, era una recopilación de fotos y vídeos de marchas de protesta e instancias de violencia tras la muerte de Floyd, con la voz en segundo plano de Trump. Un acto que llega en un momento delicado, con el país en plena convulsión por las protestas en respuesta a la muerte del afroamericano a manos de la policía.

Twitter oculta un vídeo de Trump

Twitter justificó dicha decisión asegurando que el vídeo violaba su política de derechos de copyright. “Respondemos a quejas de derechos de copyright que nos envió un propietario de estos derechos o sus representantes autorizados”. El vídeo duraba unos 3 minutos y 45 segundos, y fue colgado en el perfil de Twitter de Trump el día 3 de junio.

El clip sigue en YouTube y no ha tenido la repercusión que a Trump le hubiera gustado; obtuvo más de 60.000 visitas y 13.000 ‘Me gusta’, cifras bastante bajas si hablamos de un vídeo electoral proveniente del presidente de los EEUU más polémico hasta la fecha. Google no ha confirmado si eliminará el vídeo de su plataforma por los mismos motivos de copyright.

La actuación de Twitter sorprende, ya que por mucho que el vídeo sí que pueda infringir derechos de copyright, es un movimiento arriesgado en un momento en el que la crispación con el presidente es más álgida que nunca.

La Sección 230

Recordemos que Trump está en pleno proceso de derogar la llamada ‘Sección 230’, una legislación que exime a las plataformas estadounidenses de responsabilidades legales sobre lo que se publica en las mismas. Trump ya ha firmado la orden ejecutiva que busca acabar con esta ‘Sección’.

Esa sección indica que las grandes compañías de Internet están exentas de casi cualquier consecuencia legal resultante de los contenidos publicados en su plataforma e incluso de sus propias decisiones de eliminar contenidos, porque se supone que son meros intermediarios o canales.

El decreto que firmó Trump pide al Gobierno revisar y posiblemente eliminar las protecciones legales de las que disfrutan las grandes plataformas de Internet bajo la sección 230 de la Ley de Decencia en las Comunicaciones de 1996.

Tanto es así, que en caso de ser derogada dicha Sección 230 Twitter (y prácticamente todas las redes sociales) sería responsable directa de los contenidos que se publican en la plataforma, por lo que sería susceptible de sufrir importantes problemas judiciales en forma de demandas y acusaciones. La intención de Trump es dejar desprotegida a estas plataformas.

Es muy difícil que la proposición de Trump llegue a buen puerto; basta con que un juez o una demanda judicial la frenen antes siquiera de que pueda realizarse. No obstante, esta parece más una medida electoral por parte de Trump que un movimiento serio por parte del presidente.

Hola! Si te gustó compártelo y síguenos
Tagged:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *