El exagente Thomas Lane sostuvo presuntamente las piernas de la víctima mientras un Erek Chauvin presionó la rodilla contra su cuello

El exagente de policía de Minneapolis, Thomas Lane, implicado con la muerte de George Floyd en mayo pidió este miércoles la retirada de los cargos en su contra por falta de causa probable.

Lane fue uno de los cuatro agentes que apareció en el video de un testigo inmovilizando a Floyd durante el intento de arresto. El expolicía Derek Chauvin fue quien presionó su rodilla sobre el cuello de la víctima durante unos ocho minutos. Mientras tanto, Lane sostuvo presuntamente las piernas de Floyd.

En las imágenes se escucha al afroestadounidense decirle a los agentes que no podía respirar y, para cuando los servicios de emergencia llegaron al lugar de los hechos, Floyd ya no respondía. La muerte del hombre se declaró al llegar a un centro médico local.

El abogado de Lane, Earl Gray, anunció que pretende pedir que se retiren los cargos en contra de su cliente bajo el argumento de que Lane solo había estado cuatro días en el trabajo cuando Floyd murió y que siguió las órdenes de Chauvin, que llevaba 20 años en el cuerpo policial.

“Era razonable que Lane creyera a Chauvin y siguiera sus indicaciones”, trata de justificar el memorando que Gray presentará ante la corte de distrito de Minnesota. “Lane no sabía lo que Chauvin estaba pensando mientras inmovilizaba a Floyd”, asegura el letrado.

El memorando también pone el énfasis en que Lane supuestamente trataó de revivir a Floyd y fue con él en ambulancia hasta el hospital.

Etiquetas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *