Video | El “Shippeo” mueve US$100 millones en República Dominicana

“El Shippeo”, uno de los recientes esquemas de estafa que se realiza en la República Dominicana y de las más lucrativas para los desaprensivos que se introducen en ese mundo, pues según cuentan han logrando mover alrededor de unos $100 millones de dólares en el país.

Las actividades ilícitas del denominado “Shippeo” se producen con el robo de identidad de personas residentes en los Estados Unidos, a quienes se les sustrae el número de Social Security o seguro social, para ingresarlos en programas de ayuda del gobierno que rondan el monto de los $600 dólares semanales.

El robo de identidad se realiza a través de páginas de internet donde se venden paquetes de información personales, los cuales se compran utilizando la moneda virtual bitcoins.

Los desaprensivos se dedican a la compra de información de tarjetas de créditos con bitcoins, en la denominada “Deep web”, para luego comprar artículos electrónicos y celulares en páginas de internet, en la cual pagan con la tarjeta robada.

El contacto en Estados Unidos brinda un listado de direcciones donde el shippeador puede enviar los paquetes, para que puedan ser recogidos sin ningún problema, para luego venderlos en el exterior o en su defecto enviarlos a territorio dominicano.

Los artículos más demandados por estos estafadores son los equipos electrónicos como celulares, termostatos, televisión, maquillaje, ropa interior de mujeres u hombres, los cuales son vendidos o consumidos.

La “vuelta o trucos”

Para realizar una estafa virtual con el método de shippeo, los delincuentes utilizan las denominadas “vueltas o trucos” que son utilizadas en determinadas páginas para realizar la estafa.

Vuelta: Estos son los trucos y pasos que realizan los shippeadores en las páginas donde se llenan formularios, ingresan datos buenos y malos, para que así las transacciones puedan seguir su proceso.

Cuando el shippero o “puya frito”, que es un novato, realiza una “mala vuelta”, el personal de seguridad informática de la empresa que se intentó vulnerar, realiza la revisión de seguridad y repara las vulnerabilidades del sistema y provoca que no prosiga la estafa.

Según expresó un ex shippero durante una entrevista realizada por Santiago Matías “Alofoke” en el programa “Alofoke Radio Show”, el proceso para realizar la estafa es muy simple.

“La información tú la compras por internet, te la venden normal, no tienes que ir a clonar información a nadie, eso por internet tu lo compras, hay páginas que se compran”, aseguró.

El “Shippeador” sólo tiene que registrar el seguro social de una persona, que desconoce la estafa, luego asigna una dirección y número de cuenta de un tercero que es cómplice y que reside en Estados Unidos, y este cobra el dinero que posteriormente lo envía al estafador ubicado en República Dominicana, explicó detalladamente el joven.

“El dinero no llega aquí directamente, le llega a alguien conocido en Estados Unidos, y luego lo retira y te lo envía para acá”, expresó el entrevistado cuya identidad fue protegida.

Indicó que se paga un beneficio para la persona que cobra el dinero en territorio americano, y sale otro porcentaje para quien articuló toda la estafa, en ese caso el “shipepador” ubicado en República Dominicana.

En ese orden, sostuvo que muchas personas nunca logran percatarse de que se sustrajo el dinero del programa de ayuda a su nombre.

“Los shipperos compran la información del social security, nombres y fechas de nacimiento, luego van a la página del gobierno federal y hacen la aplicación con la información”, agregó.

El esquema de negocio resulta muy lucrativo para el “shippeador”, los lujos son visiblemente perceptibles ya que muchos compran cadenas, ropa, celulares, establecen tiendas de venta de ropas, y compran buenos autos.

Igualmente, dijo que a un shippero lo pueden identificar siempre por el tipo de vestimenta, ya que le gusta mucho el sonido y con el “cuello lleno de cadenas”, haciendo alusión a joyas de oro.

Otro tipo de “Shippeo”

En el shippeo también están los que se dedican a realizar llamadas telefónicas en Estados Unidos para poder obtener información de acceso de cuentas de servicios de teléfono, para pedir teléfonos a cuenta de la víctima sin que estos lleguen a enterarse.

Estos piden teléfonos de alta gama como son iPhone y Samgsung, los cuales son depositados en las direcciones referidas por el cómplice que reside en territorio norteamericano.

Tipos de “Shippeadores”

En el mundo de la estafa del “shippeo” existe un escalafón para los delincuentes cibernéticos, el cual radica en el nivel de destreza que tenga desde su inicio hasta que se convierte en un estafador a gran escala.

“Puya frito”: Es denominado a todo aquel shippeador aprendiz que inicia en el mundo de la estafa con una computadora, utiliza programas para shippear gratuitos, y se inmiscuyen en actividades que no conocen.

“Los puya frito en vez de invertir lo que hacen, es que incursionan en buscar cosas gratis, programas, porque no tienen los recursos, en vez de hacer algo bien lo dañan”, dijo el ex shippeador.

Existen otros que se encuentran a un nivel más alto, ya que pueden comprar programas y realizar otros tipos de inversiones.

Autos del “Shippeador”

En el país se hizo tendencia en redes sociales el tema de los retenes de la Policía Nacional donde se detienen a conductores de autos modernos de la marca Honda Civic, año 2017 en adelante, modelo que se adjudica a quienes se dedican al mundo del “Shippeo” en el país.

Los videos de revisiones policiales en el país se han viralizado en redes sociales, en los cuales se ve cómo muchos propietarios de la marca se molestan con los uniformados, al indicarles que no se dedican a realizar actividades ilícitas.

“Yo no entiendo, tendré que vender este carro, ya estoy cansado de que me detengan por andar en este Civic, no me dedico a shippiar”, son parte de las expresiones emitidas por conductores al momento de la revisión.

Herramientas de un “Shippiador”

Las estafas en el mundo del “Shippeo” suelen realizarse a través de internet, razón por la cual las herramientas, y equipos tecnológicos son necesarios para poder llevar a cabo el denominado robo.

Una laptop, un smartphone, conexión a internet, programas para realizar la estafa como el “911”, “VIP-72” cambios de Virtual Private Network (VPN), entre otros, además del contacto que recibirá el dinero en Estados Unidos, son las únicas herramientas que se necesitan para “shippiar” o estafar desde la República Dominicana. (El Nuevo Diario)

1 comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *