El sangrado vaginal después del coito puede suceder, pero hay aspectos que debes tener en cuenta. Te contamos cuándo es común y cuándo debe preocuparte

El sangrado post coito es más frecuente de lo que se cree, pero siempre debe ser vigilado con atención. Se puede dar por aspectos considerados normales, como la falta de lubricación, sequedad o juegos previos al sexo. Pero también puede ser indicador de una patología que debe ser tratada a tiempo con especialistas.

La falta de lubricación y sequedad, sobre todo después de la menopausia, es un factor que provoca el sangrado después de tener relaciones sexuales, pero que no debe generar preocupación. Los especialistas recomiendan una buena lubricación, para evitar que las paredes internas de la vagina sufran lesiones y en consecuencia sangren.

El sangrado uterino normal sucede cuando mantenemos relaciones sexuales unos días antes o después de la menstruación. Se trata de un leve sangrado que se detiene solo. Otro factor que puede producir este problema son los cambios de anticonceptivos ya que se puede alterar el ciclo menstrual.

Cuando el sangrado es continuo y abundante debe preocuparnos ya que se da por distintas patologías. Las infecciones de transmisión sexual, como clamidia o gonorrea, producen un sangrado y necesitan tratamiento médico. Otra afección son los pólipos entre el Cérvix y la vagina, que también requieren revisión de un ginecólogo.

Hola! Si te gustó compártelo y síguenos
Tagged:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *