Un periodista y una bloguera rusa han sido arrestados en ausencia en Rusia por desacreditar la actuación del Ejército ruso durante la llamada «operación militar especial» en Ucrania.

Los afectados por la medida, anunciada por el tribunal Basmanni de Moscú y citada por la agencia Interfax, son Michael Nacke, que vive fuera de Rusia y tiene más de 700,000 suscriptores en la plataforma YouTube, y Verónika Belotserkovskaya, bloguera rusa que vive en Francia.

Nacke, antiguo reportero de la emisora el Eco de Moscú, era figurante también de otro caso penal en Rusia incoado contra el fundador de Conflict Intelligente Team, Ruslán Karpuk.

En la actualidad en Rusia se examinan 53 casos penales sobre la difusión de lo que las autoridades consideran «información falsa» sobre las Fuerzas Armadas del país.

En total, se han abierto más de 2,000 casos contra personas que han realizados acciones para desprestigiar al Ejército, según defensores de derechos humanos.

Los legisladores rusos aprobaron a principios de marzo enmiendas al código penal que sancionan con fuertes multas y penas de cárcel la difusión de información falsa sobre las Fuerzas Armadas y los llamamientos a adoptar sanciones contra el país.

La normativa incluye un nuevo artículo que castiga con entre 10 y 15 años de prisión la difusión de información falsa sobre las Fuerzas Armadas que acarree «graves consecuencias».

Además, prevé penas de prisión de hasta 5 años para «acciones públicas» que busquen desprestigiar el empleo de la Fuerzas Armadas rusa en «la defensa de los intereses de Rusia y sus ciudadanos, en la preservación de la seguridad y paz internacional».

Por último, la innovación legislativa castiga con hasta 3 años de prisión los llamamientos a otros países a establecer sanciones contra Rusia.

Etiquetas