Madre de John McCain muere a los 108 años

Roberta McCain
Roberta y su hijo, el difunto senador estadounidense John McCain

Por Bill Trott

(Reuters) – Roberta McCain, cuyo espíritu y energía irrefrenables ayudaron a dar forma a las tendencias inconformistas su hijo mayor, el difunto senador estadounidense John McCain, murió el lunes a la edad de 108 años, dijo su nuera.

«Con gran pesar anuncio la muerte de mi maravillosa suegra, Roberta McCain», escribió en Twitter Cindy McCain. «No podría haber pedido un mejor modelo a seguir o una mejor amiga. Ella se une ahora su marido Jack, a su hijo John y a su hija Sandy».

No dio más detalles sobre las circunstancias de la muerte de su suegra.

McCain, que vivía en Washington, era muy querida por su difunto hijo, que representó a Arizona en la Cámara de Representantes de los Estados Unidos y fue senador republicano durante 35 años. Ella lo llamó «Johnny» hasta su muerte, el pasado 25 de agosto de 2018, cuándo éste tenía 81 años.

La vivacidad, el encanto y la predisposición de Roberta McCain a decir lo que pensaba la convirtieron en una popular atracción durante la infructuosa campaña presidencial de su hijo en 2008.

«Quiero corregirte cuando empieces a decir todas esas grandes mentiras», le dijo durante una entrevista conjunta.

McCain había seguido la estela de su madre como prueba viva contra aquellos que pensaban que 71 años eran muchos para convertirse en presidente. Ella tenía entonces 95 años, lo que demuestra que la longevidad es un rasgo familiar, dijo su hijo.

A McCain también le gustaba contar la historia de que su madre fue rechazada por una agencia de alquiler de coches en un viaje a Francia porque tenía 93 años. Su solución fue comprar un coche y hacer un viaje por Francia tal y como había planeado. Después, hizo que le enviaran el coche a la costa este de EEUU y lo condujo por todo el país.

McCain también era conocida por recibir multas por exceso de velocidad, incluida una por conducir a 112 millas por hora (180 kilómetros por hora) en una recta en Arizona.

Roberta Wright y su gemela idéntica, Rowena, nacieron el 7 de febrero de 1912 en Muskogee, Oklahoma. Fueron hijas de un rico petrolero que les enseñó a amar los viajes llevándolas a ellas y a sus tres hermanos a lugares emblemáticos por todo Estados Unidos.

Más adelante, Roberta emprendería con sus tres hijos viajes educativos similares y también recorrió con frecuencia el mundo junto a hermana Rowena mientras jugaban una partida de cartas al «gin rummy» que, según se dice, duró décadas.

__

(Información de Bill Trott; información adicional de Gabriella Borter; editado por Diane Craft y Peter Cooney; traducido por Andrea Ariet en Gdansk, fuente: Infobae.com)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *