El presidente haitiano Jovenel Moise indultó a 415 prisioneros, en el marco de la descongestión de cárceles emprendida por el gobierno para limitar la propagación de la Covid-19.

El diario oficial Le Monitor indicó que los reos pertenecían a 17 centros penitenciarios en todo el país. Con 90 indultados, la prisión civil de Jeremie, en el departamento Grand Anse, fue la más beneficiada, seguida de Mirebalais (Centro) con 51 y Puerto Príncipe (Oeste), 31 liberados.

Desde marzo pasado, tras el azote de la pandemia, el gobierno ordenó la liberación de prisioneros que cumplían ciertos criterios relacionados con la edad, enfermedades previas y castigos impuestos, sin embargo organizaciones sociales calificaron de “muy lento” el proceso.

Antes del indulto presidencial, solo 800 detenidos se beneficiaron de la medida, mientras que en varias prisiones se desataron brotes de Covid-19.

A mediados de este mes, al menos una docena de reos fueron diagnosticados positivos en la prisión civil de Jeremie, a unos 190 kilómetros de esta capital. También en mayo unos 10 presos contrajeron la enfermedad en la Penitenciaría Nacional, situada en el corazón de Puerto Príncipe, y una de las mayores instalaciones de su tipo en el país.

La Red Nacional en Defensa de los Derechos Humanos (Rnddh), criticó las duras condiciones de los prisioneros y califica como actos de tortura que hasta 80 personas se encuentren confinadas en una celda diminuta.

También la Oficina de Protección del Ciudadano expresó su preocupación por la suerte de detenidos, tras declararse supuestos brotes de fiebre en los centros penitenciarios de Puerto Príncipe, Petit-Goâve, Jacmel y Cabo Haitiano.

Hasta la fecha Haití registra cinco mil 211 casos de Covid-19, la amplia mayoría de transmisión, mientras 88 personas murieron y 334 se recuperaron.

Hola! Si te gustó compártelo y síguenos
Tagged:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *