Julio Leonardo Valeirón, exdirector de Pruebas Nacionales del Ministerio de Educación, no cree que  los resultados de las pruebas cambien mucho este año, aun con la evaluación de contenidos que las autoridades  recomiendan y dicen son los que los directores regionales y de distrito reportaron como trabajados por los docentes en las aulas.

Considera que las variaciones que se han introducido cambian mucho la naturaleza de las pruebas, que se supone deben evaluar lo que los estudiantes debían aprender, pues hay problemas muy serios respecto a los procesos que se deben dar en el aula  y que no permiten que los estudiantes aprendan los elementos fundamentales en cada grado.

“Ahora lo que tradicionalmente hemos visto desde 1992, cuando se implementaron las Pruebas Nacionales a la fecha, es que los logros y los aprendizajes son muy bajos. Pero eso no es responsabilidad de las Pruebas Nacionales, porque estas son solo el termómetro”, expresó. 

Valeirón, que también dirigió el Instituto Dominicano de Evaluación e Investigación de la Calidad Educativa (Ideice),  explica que hay que manejarse con prudencia, porque las pruebas hay que tomarlas por lo que son: un instrumento de medida que puede ser mejorado.

Manifestó que quitarles temas  que no fueron impartidos  tiene también sus otros peligros que se relacionan con qué es lo que los muchachos van a aprender, porque el mundo de hoy no se está simplificando, se está complejizando mucho y necesita un ser humano con competencias y capacidades muy serias de aprender, analizar las cosas y tomar decisiones.

 

“Hemos  trabajado mucho  en el tema, cuando dirigí el Departamento de Pruebas Nacionales y el Ideice hicimos un estudio entre tres universidades; la Pucmm, Intec y la Universidad de Albany de los Estados Unidos que arrojó el dato de que las cosas que un estudiante debía aprender en cuarto grado de primaria todavía en séptimo grado no las dominaba. Esos datos los arrojaron instituciones públicas y privadas, lo que evidencia que el problema es grave”, indicó.

Dijo que le preocupa la situación porque si el nivel del aprendizaje antes era ya muy bajo, lo que se está  pronosticando es que el nivel va a ser mucho más bajo.

Contexto inusual

El exdirector de Pruebas Nacionales dijo también que hay que entender que las cosas que están pasando  en la educación son radicalmente inusuales con la pandemia de COVID-19, pues fue algo que nos tomó de sorpresa.

Sin embargo, Valeirón, expresó que las autoridades debieron tomar medidas excepcionales para las situaciones excepcionales, no ignorar la realidad y seguir como si no pasara nada.

De acuerdo al experto, el currículo es otro aspecto determinante en el aprendizaje de los estudiantes, pues termina siendo no lo que pretende el ministerio en sus documentos, como tampoco lo que logra entender y aprender el maestro, sino lo que el estudiante llega a procesar y comprender correctamente.

En ese contexto afirmó que las Pruebas Nacionales permitieron que los docentes entendieran que tenían que alinearse al currículo, porque es una prueba curricular y sus contenidos y las preguntas se hacen  sobre la base de aquellos contenidos que no deben dejar de enseñarse y aprenderse.

“Esta cruda realidad de lo que ocurre en muchas de nuestras escuelas es lo que justifica que, para poder ingresar a un aula como profesional de la educación, los aspirantes no solo deben contar con una certificación de estudios universitarios, sino que tienen que mostrar un alto nivel de dominio de los conocimientos y competencias necesarios para una enseñanza de alta calidad”, expuso.

«La razón de ser del Ministerio es que los muchachos aprendan y si no están aprendiendo, entonces el Minerd tiene que sentarse a pensar en el problema» Julio Leonardo Valeirón Exdirector de Pruebas Nacionales

 

Aportan datos del sistema

Los objetivos de las Pruebas Nacionales son certificar los logros de aprendizaje de los estudiantes al concluir un nivel educativo y aportar información sobre el desempeño del sistema educativo para tomar medidas que contribuyan a mejorar la calidad de la educación. Como consecuencia de la pandemia de COVID-19 las pruebas dejaron de impartirse en los años escolares 2019-2020 y 2020-2021. Motivado en dos años lectivos irregulares, el Ministerio de Educación hizo ajustes en las pruebas de Matemáticas, Lengua Española, ciencias de la Naturaleza y Ciencias Sociales que serán aplicadas este año, debido a que los aprendizajes se afectaron por la pandemia, al no lograrse los aprendizajes, por las dificultades de las clases a distancia, que impidieron completar la docencia de acuerdo al currículo. Las pruebas nacionales que serán aplicadas en el 2022 son de transición entre enfoque de contenido y competencias. El Minerd entregará a los centros educativos los cuadernillos de prácticas de cada área para trabajarlos con los estudiantes, y se les dará información sobre lo que evalúa cada pregunta del cuadernillo y cuál es la respuesta correcta.

Etiquetas