Por Anyelo Mercedes

SANTO DOMINGO.- La Policía Nacional (PN) y los integrantes de los cuerpos castrenses que se están utilizando en las labores de patrullaje no la tienen fácil.

El Covid-19 no cede, hospitales y clínicas no dan abasto, hacerse la prueba es cosa peligrosa y difícil, pero todavía hay que obligar a recluirse en sus casas a muchas personas.

En siete días de vigencia del toque de queda, medida que busca reducir la propagación del Coronavirus, a nivel nacional, han sido detenidas 4,575 personas.

Si bien los comunicados de prensa de la PN están adornados y cargados de cortesía, no logran disimular la decepción, la incomodidad y el agotamiento que produce la ingenuidad colectiva o los de actitud desafiante.

“A diario, durante los operativos preventivos, se producen incidentes con algunos ciudadanos indisciplinados, que se niegan rotundamente a cumplir con las medidas, ignorando la realidad que estamos viviendo y el riesgo de colapso al que se ve expuesto nuestro sistema sanitario”, reza la última nota enviada por la PN.

Celebración con Covid

Este domingo, por ejemplo, fueron muchos los sectores en los que se evidenció la realización de actividades sociales propias de tiempos previos a la pandemia.

EL DÍA se hizo eco de esta realidad mostrando algunos audiovisuales de aglomerados en franco desafío a la autoridad.

En dicha jornada, la PN informó del apresamiento de 1,159 personas, el cierre de 82 negocios y la detención de casi un millar de vehículos de motor.

Actitud

En algunos sectores se ha repelido a los agentes de manera violenta comprometiendo la integridad física de los uniformados y abriendo la posibilidad vía provocación de que ocurran hechos sangrientos que lamentar.

Hola! Si te gustó compártelo y síguenos
Tagged:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *