La fiscalía peruana informó el miércoles que citó a declarar a Lilia Paredes, esposa del presidente Pedro Castillo, en medio de una reciente investigación por presunta corrupción iniciada a su hermana, Yenifer Paredes, y que se suma a otras indagaciones que incluyen a Castillo y sus dos sobrinos.

El Ministerio Público precisó en Twitter que la cita para para declarar es el viernes. A Yenifer Paredes, quien tiene 27 años y fue criada desde pequeña como hija de la pareja luego que la madre de la primera dama falleció, se le investiga por presunto tráfico de influencias.

La cuñada del presidente fue grabada hace diez meses realizando una encuesta para un proyecto privado de agua potable y desagüe en un pueblo rural de los Andes y el video se difundió el domingo en una televisora local, por lo que la fiscalía presume un posible delito de tráfico de influencias.

La fiscalía anticorrupción indicó que el martes ingresaron al palacio presidencial para revisar el libro de visitas y se detectó que existió una reunión en 2021 entre el dueño de la empresa encargada del proyecto de saneamiento y la primera dama. Los investigadores también han citado para el lunes 11 a Yenifer Paredes y un día después al dueño de la empresa.

Yenifer Paredes vive en el palacio presidencial junto al presidente, la primera dama y los dos hijos de la pareja. El delito de tráfico de influencias se castiga con hasta ocho años de prisión en Perú.

En el video difundido el domingo por la televisora América, Paredes dice que realizará una encuesta necesaria como requisito para la realización de una obra de saneamiento en un pueblo rural de Cajamarca, la región natal de Castillo. Al momento no queda claro el papel de la hermana menor de la esposa de Castillo en una posible trama de corrupción. Yenifer Paredes ha permanecido en silencio.

No es el primer caso en que la familia del presidente está bajo escrutinio fiscal.

Dos sobrinos del mandatario —Fray Vásquez y Gian Marco Castillo— están prófugos luego que la fiscalía ordenó 36 meses de prisión preventiva contra ellos en un caso de corrupción que alcanza al mandatario, quien es el primer presidente en funciones investigado en la historia de Perú.

La nueva fiscal general Liz Benavides dijo la semana que durante el inicio de su gestión que irán “tras la investigación de cualquier acto delictivo ya sea del más poderoso o cualquier ciudadano común” y comentó que la justicia debe ser aplicada “caiga quien caiga y pese a quien le pese”.

Etiquetas