Perro de la DNCD muerde azafata en aeropuerto de Las Américas

Por Ray Castro

Santo Domingo.- Un perro de la unidad canina de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) mordió la pierna de una azafata de la aerolínea Air Europa en momento que un agente de ese organismo antinarcótico se movilizaba con el animal, en el área de equipaje del Salón de Aduanas, del aeropuerto Las Américas, José Francisco Peña Gómez.

La auxiliar de vuelo identificada como Pilar Valladolid Jiménez, de 58 años recibió una mordida del canino en la pierna izquierda por la cual tuvo que ser trasladada y atendida en el dispensario médico del aeropuerto.

La azafata había llegado en el vuelo 088 de Air Europa, y cuando junto a otras compañeras penetró al Salón de Aduanas fue atacada agresivamente por el perro de la DNCD, indicó El Nuevo Diario.

El encargado de los servicios de Salud Pública, en la terminal, doctor Rafael Tejada, dijo que la dama recibió una mordida en la pierna izquierda por lo que tuvo que ser atendida por el médico de servicio en el aeropuerto.

Explicó que se le aplicó una antitetánica y se procedió al lavado de las heridas que le causó el perro en la pierna, tras ser mordida.

Dijo que en el caso de la unidad canina, éste tenía vigente todas sus vacunas y que el mismo fue enviado a cuarentena por diez días.

La azafata prefirió regresar a España en el mismo vuelo de Air Europa que llegó al país. El hecho se produjo en la terminal B-2 del aeropuerto Internacional de Las Américas.

Ya van varias veces que estos animales, provocan esta situación lamentable contra pasajeros y empleados y ahora con esa empleada, explicaron ejecutivos de aerolíneas en el aeropuerto Las Américas.

“Ese evento se está haciendo común aquí de que estos perros provoquen estas agresiones físicas a personas por lo que entendemos que se deben tomar un mayor cuidado con esos animales encima de la gente”, precisaron.

Las unidades caninas de la DNCD, son utilizadas en la inspección y detección de drogas narcóticas en los equipajes de los pasajeros, por lo que en ocasiones se acercan demasiado a los viajeros y los agentes los pasean por encima de las personas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *