Un artículo publicado en Frontiers in Plant Science describe un nuevo descubrimiento botánico en el género Victoria, el famoso género de nenúfares gigantes que lleva el nombre de la reina Victoria.

Hasta ahora, solo se conocen dos especies de nenúfares gigantes, Y la nueva especie lo convierte en tres. Ejemplares de la nueva especie, Victoria boliviana, se encuentran en el Herbario de Kew desde hace 177 años y en el Herbario Nacional de Bolivia desde hace 34 años. Durante este tiempo, comúnmente se creía que era Victoria amazonica.

Sin embargo, después de años de investigación, un equipo ha podido confirmarlo como una nueva especie científica utilizando datos novedosos y su combinación de experiencia.

HOJAS DE 3,2 METROS

Los autores del artículo decidieron nombrar la especie en honor a los socios bolivianos y al hogar sudamericano del nenúfar donde crece en los ecosistemas acuáticos de los Llanos de Moxos. Con flores que cambian de blanco a rosa y con pecíolos espinosos, V. boliviana es ahora el nenúfar más grande del mundo, con hojas que crecen hasta 3 metros de ancho en la naturaleza. El récord actual de la especie más grande lo tiene La Rinconada Gardens en Bolivia, donde las hojas alcanzaron los 3,2 metros.

Las especies del género Victoria han sido mal caracterizadas durante décadas. Esta brecha de conocimiento se deriva de la ausencia de ‘especímenes tipo’ (especímenes de la planta original utilizada para describir formalmente la especie) en las colecciones de plantas globales; esto se debe principalmente al hecho de que los nenúfares gigantes son difíciles de recolectar en la naturaleza.

En 1832, V. amazonica fue la primera especie en ser nombrada en el género, pero faltan datos para permitir comparaciones con cualquier nueva especie encontrada desde entonces, un factor que condujo a la identificación errónea original de este nuevo nenúfar.

Con el objetivo de mejorar el conocimiento de Victoria, los autores del artículo compilaron toda la información existente de los registros históricos, la horticultura y la geografía, y reunieron un conjunto de datos de las características de la especie utilizando la ciencia ciudadana (aplicación iNaturalist y publicaciones en las redes sociales que etiquetan a Victoria y a los nenúfares gigantes), y especímenes de herbarios y colecciones vivas de todo el mundo.

Los científicos también analizaron el ADN de V. boliviana y encontraron que genéticamente era muy diferente de las otras dos especies. Los datos recopilados confirmaron lo que los autores sospechaban: que en realidad hay tres especies en este género icónico: V. amazonica, V. cruziana y V. boliviana.

Sus resultados sugieren que la nueva especie está más estrechamente relacionada con V. cruziana y que divergieron hace alrededor de un millón de años.

«Frente a una rápida tasa de pérdida de biodiversidad, describir nuevas especies es una tarea de fundamental importancia; esperamos que nuestro marco multidisciplinario pueda inspirar a otros investigadores que buscan enfoques para identificar nuevas especies de manera rápida y sólida», declara en un comunicado Natalia Przelomska, investigadora en genómica de la biodiversidad en Kew y autora del estudio.