El actor porno y otras dos personas han sido arrestados por un homicidio sucedido en 2019

Nacho Vidal ha sido detenido por homicidio imprudente y por un delito contra la salud pública por la muerte del fotógrafo de moda José Luis Abad durante un rito para ayudarle a superar su adicción a las drogas con el veneno de un sapo.

Tanto el actor porno como otro hombre y una familiar suya fueron arrestados entre el pasado jueves y el viernes y llevados al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº2 de Xàtiva, Valencia. Los tres sospechosos han quedado en libertad provisional a la espera de juicio.

Según informó Levante-EMV, el fotógrafo toledano falleció el 28 de julio del año pasado por la mañana en la casa de campo que tiene el actor en Enguera. En un primer momento, el suceso se consideró un accidente, pero la familia del fotógrafo instó que se realizara una investigación y la Policía Judicial lleva 11 meses indagando para probar los hechos en la ya llamada operación ‘Yurta’.

El incidente tuvo lugar durante un ritual con el veneno proveniente del sapo bufo a la que los chamanes vinculan propiedades curativas. José Luis Abad sufrió un infarto de miocardio que le provocó el fallecimiento en pocos minutos y, pese a las convulsiones, la falta de aire y que se quedó amoratado y rígido en el suelo, ninguno de los presentes lo socorrió ni llamó a los servicios de emergencia.

Nacho Vidal declaró a la Guardia Civil que el ritual lo hizo de manera desinteresada para ayudar al fotógrafo con su problema con las drogas por la amistad que tiene con una prima suya. Además, también aseguró que ya había realizado esta ceremonia otras veces.

La molécula de Dios

La molécula de Dios, que así es como también se llama a este veneno extraído del sapo bufo originario del estado mexicano de Sonora, se usa en ritos chamánicos que consisten en fumar esta sustancia en una pipa de cristal.

Este proceso ‘curativo’ provoca un ‘viaje espiritual’ de entre 15 y 20 minutos que puede producir alucinaciones, taquicardias, pérdida del conocimiento y, en ocasiones, la muerte.

Hola! Si te gustó compártelo y síguenos
Tagged:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *