• Moisés Escamilla ‘El Gordo’ May cumplía condena desde hace más de once años por la decapitación de doce personas

(EUROPA PRESS) El líder del cártel de Los Zetas, Moisés Escamilla May, ha muerto por problemas respiratorios provocados por la COVID-19 en el centro penitenciario federal de Puente Grande, en el estado de Jalisco, en el oeste de México.

Las autoridades del penal informaron de su muerte, después de que hace casi una semana ingresara en el centro hospitalario de la prisión por problemas respiratorios. Escamilla, de 45 años, murió.

Conocido también como El Gordo May, Escamilla cumplía condena desde hace más de once años por la decapitación de doce personas en la ciudad de Cancún, y, tal como explicaron las autoridades, en ese tiempo no había sufrido enfermedades.

El último parte ofrecido por la Secretaría de Salud de Jalisco, apuntó el diario mexicano El Universal, ha mostrado hasta 74 casos de contagio por COVID-19 dentro del penal de Puente Grande, la mayor parte de ellos asintomáticos que no han necesitado ser hospitalizados.

Hola! Si te gustó compártelo y síguenos
Tagged:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *