Miriam Germán se reunirá con parientes de Liz María

Los padres de la pequeña Liz María

La procuradora general de la República Dominicana, Miriam Germán, pidió reunirse con los padres de la niña desaparecida Liz María Sánchez, informó el abogado José Martínez Hoepelman, quien acudirá como representante de las víctimas.

La reunión está pautada para las 3:00 de la tarde de este miércoles en la Procuraduría General de la República donde hablaran sobre los detalles del caso que ha conmocionado a la sociedad dominicana.

El pasado 25 de agosto, las autoridades del Cuerpo de Bomberos de Santo Domingo Este realizaron la última búsqueda del cadáver de la niña Liz María, quien fue presuntamente fue violada y asesinada por Estarlin Francisco Santos “El Panadero”, luego su cuerpo fue lanzado al mar Caribe, sin que se encontraran rastros hasta el momento.

Al acusado le impusieron 18 meses de prisión preventiva por el caso que todavía no se esclarece.

La desaparición de la niña Liz María Sánchez se ha convertido en un desafío para el Ministerio Público luego de que el presunto asesino complicara el caso al decir que su confesión inicial del crimen se produjo bajo amenaza o presión. Luego cambio de versión diciendo que no tiene nada que ver con el hecho.

De acuerdo con la opinión de expertos en derecho penal, a raíz de las nuevas declaraciones, los investigadores tendrán que esforzarse más para reunir pruebas que les ayude a probar el caso, a pesar de que aparezca o no el cuerpo de la menor de nueve años.

Los hechos

Según el Ministerio Público, Francisco Santos confesó ante los fiscales del Departamento contra Crímenes y Delitos contra la Persona de la Fiscalía de Santo Domingo Este que, tras haber cometido los hechos, introdujo el cadáver de la víctima con piedras en un saco y luego lo lanzó al mar Caribe, específicamente a la altura del kilómetro 14 de la autopista Las Américas.

De acuerdo a la investigación preliminar hecha por el Ministerio Público, el hecho ocurrió aproximadamente a las 11:00 de la mañana del pasado 16 de agosto en la vivienda del imputado, ubicada en un callejón del ensanche Isabelita.

La instancia con la solicitud de medidas de coerción detalla que el imputado Francisco Santos le había dicho a la niña que fuera a su casa el día que ocurrió el hecho para regalarle un celular. (DL)

__

*Envía tus inquietudes, sugerencias y comentarios a info@labilirrubina.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *