Mark Zuckerberg
Mark Zuckerberg

Mark Zuckerberg no pasa por su mejor momento. La presentación de resultados trimestrales de Facebook ha acarreado una caída en las acciones de varios miles de millones de dólares, en parte porque muchos inversores han visto que la red social ha llegado a su cénit, y en parte porque la apuesta por el metaverso no se ve aún como una apuesta ganadora.

El informe anual de la compañía incluye multitud de datos, pero parece que uno había pasado algo desapercibido hasta ahora.

Facebook e Instagram podrían cerrar en Europa

La empresa hace referencia en dicho informe a la obligatoriedad que se le ha impuesto desde los organismos europeos de tratar todos los datos de los ciudadanos del viejo continente en servidores alojados aquí, sin poder enviar los datos a Estados Unidos.

Meta estima que de no poder analizar como hasta ahora esos datos es posible que tengan que cerrar Instagram y Facebook en nuestro continente. En concreto esto es lo que marca el informa (traducción nuestra):

«Si no se adopta un nuevo marco de referencia para el trasvase de datos transatlánticos y no podemos continuar confiando en SCCS o en otros medios alternativos de transferencias de datos de Europa a Estados Unidos, es probable que no podamos ofrecer una cantidad de nuestros productos y servicios más importantes, incluidos Facebook e Instagram, en Europa, algo que afectaría materialmente y adversamente a nuestro negocio, condición financiera y resultados de operaciones.»

Los responsables de comunicación de Facebook no han negado esta información, y se plantean que esto podría ser un daño terrible para pequeñas empresas. Obviamente, se trata de una estrategia de presión ante los gobiernos europeos.

No es una estrategia nueva

Esta mención en el informe anual de Facebook no es la primera que realiza la compañía en relación con la posibilidad de abandonar Europa. Ya en 2020 la empresa insinuaba que si las condiciones no les eran propicias podrían tener que dejar de operar en territorio de la Unión Europea.

Ya en su momento Facebook indicó que no se trataba de una amenaza, sino de una realidad, algo que a efectos prácticos es irrelevante en tanto que el final es que la empresa abandona, o no, los países europeos.

Es curioso ver a publicaciones estadounidenses envidiar esta posibilidad, la de que los europeos nos quedemos sin acceso a Facebook. Está claro que la reputación de la empresa cada vez es peor, más allá de lo que los resultados financieros indiquen.

––
*Con información de Elespanol.com

Etiquetas
About the Author

Soy dominicano y orgulloso de serlo. En el 2005 inicia mi vida digital, complementándola con la comunicación y un universo de escritos. Simbiosis que me convirtió en 'surfista profesional' de la información.