Doña Melania afirma que su marido «merece cuatro años más»

Donald Trump y su esposa Melania
Donald Trump y su esposa Melania

Melania Trump, la esposa del presidente de Estados Unidos, pronunció este martes un discurso, ante la Convención Nacional Republicana, con el que transmitió un emotivo mensaje sobre el coronavirus y su impacto en el país: «Desde marzo, nuestras vidas han cambiado drásticamente. El enemigo invisible, COVID-19, inundó nuestro hermoso país y nos impactó a todos». Asimismo, salió en defensa de su marido alegando que «merece cuatro años más».

La primera dama estadounidense reconoció en su discurso más político hasta la fecha que la pandemia ha cambiado «drásticamente» las vidas de los estadounidenses. Esto contrasta con la tendencia de Donald Trump a minimizar el impacto de la crisis, así como con los mensajes que expresaron figuras como el asesor económico de Trump, Larry Kudlow, quien habló de la pandemia del coronavirus como si fuera un problema ya superado.

«Sé que mucha gente está ansiosa. Quiero que sepan que no están solos. Donald no descansará hasta que haya hecho todo lo posible para ayudar a todos los afectados por esta terrible pandemia», aseguró Melania Trump añadiendo que solo se podrá «restaurar la promesa del futuro» mediante «la amabilidad, la compasión y la fuerza».

Melania Trump admitió que hay partes de la historia del país de las que no está orgullosa refiriéndose al racismo y la violencia policial, un tema sobre el que la primera dama aseguró haber «reflexionado» durante la ola de protestas desatada por el homicidio del afroamericano George Floyd.

Un mensaje muy diferente al que expresó minutos antes su hijastro Eric Trump, quien acusó a los demócratas de querer «borrar la historia y olvidar el pasado, destruir los monumentos de los antepasados».

También hizo alusión a las mujeres y, concretamente, a las madres del país alegando que son «guerreras», y que Donald Trump «no dejará de luchar por ellas». La primera dama recordó que este mes se cumplió un siglo del derecho al voto para las mujeres en Estados Unidos: «Tenemos que asegurarnos de que a las mujeres se les escucha y que el sueño americano sigue floreciendo».

La exmodelo eslovena mencionó el hecho de que ella misma logró su «sueño americano» al mudarse a Estados Unidos cuando tenía 26, y agregó: «Como inmigrante y como mujer muy independiente, entiendo el privilegio que supone vivir aquí».

La primera dama no criticó a los rivales de Trump en el Partido Demócrata al contrario que la gran mayoría de los oradores de la convención. «Ese tipo de discurso solo sirve para dividir aún más al país», opinó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *