Marlin Martínez NO logró su libertad

Marlin Martínez
Marlin Martínez (Archivo)

Otra vez, Marlin Martínez falló en su intento de salir de prisión mediante una acción de habeas corpus, con el cual busca que se le otorgue su libertad, al considerar que ya cumplió los dos años de cárcel que se le impuso por el ocultamiento del cadáver del adolescente embarazada Emely Peguero.

Este lunes, el Tribunal de Ejecución de la Pena de la provincia Duarte pretendía conocer la acción constitucional que interpuso la defensa de Marlin, sin embargo, el abogado de los padres de Emely (parte querellante) recusó a la jueza, por lo que ahora la audiencia queda paralizada.

El jurista José Martínez Hoepelman recusó a la jueza Arelis Camacho, por su supuesta parcialidad en el caso, y además debido a que participó del fondo del proceso cuando este estaba en primera instancia.

A esta recusación se adhirió Ministerio Público. Mientras los abogados de Marlin (parte accionante) se opusieron. La togada Ingrid Hidalgo solicitó que se rechace y aseguró que no se estableció ni existen los elementos que indiquen que la jueza está parcializada.

De su lado, la jueza Camacho, durante la audiencia virtual, rechazó la recusación, hecha en su contra y dijo que “no existe ningún interés personal en conocer este habeas corpus”.

La magistrada afirmó que ciertamente participó del proceso cuando se encontraba en primer grado pero el hecho de que haya conocido el proceso en esta instancia no quiere decir que está inhabilitada para conocer el habeas corpus, pues se tratan de procesos que tienen objetos distintos. Pues el habeas corpus es una acción constitucional que busca garantizar los derechos del accionante y no conocer el fondo del caso.

“No hay motivos que afecten nuestra imparcialidad”, agregó la magistrada, que ahora remitirá la recusación a la Corte de Apelación para que esta decida si la misma procede o no.

En caso de que la Corte de Apelación acoja la recusación entonces designaría otra juez para conocer el habeas corpus, y si por el contrario la rechaza, entonces la magistrada Camacho podrá conocer esta acción constitucional.

Previo a la recusación, tanto el abogado de los padres de Emely como el Ministerio Público habían presentado dos incidentes, los cuales le fueron rechazados.

El primero de ellos fue, que según Martínez Hoepelman la magistrada Camacho no podía conocer la acción constitucional porque la Suprema Corte de Justicia tiene pendiente fallar sobre una instancia de seguridad pública y sospecha de legitimidad que él mismo interpuso.

La jueza rechazó esta solicitud al considerar que esto no obliga a suspender la audiencia pues el habeas corpus garantiza derechos fundamentales y es un proceso sencillo y expedito. Además, dijo, que las acciones constitucionales al reclamar vulneración de derecho fundamental no tocan el fondo del proceso por lo que estaba habilitada para conocer la acción.

El otro era incidente presentado fue que según indicó el Ministerio Público no habían sido notificado de que el tribunal estaba habilitado para conocer la acción, ya sobre la misma había un conflicto de competencia que fue decidida por la Suprema Corte de Justicia que finalmente apoderó a este tribunal, pero que según el órgano acusador no había sido notificado.

Asimismo, el jurista Martínez Hoepelman dijo que tampoco había sido notificado. La Secretaría del tribunal presentó en la audiencia el documento que indica que el mismo si había sido notificado a las partes.

Tras la jueza Camacho rechazar estos dos incidentes, el abogado Martínez Hoepelman procedió a recusarla y el Ministerio Público se adhirió.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *