La comunicadora Mariasela Álvarez fue víctima de la delincuencia que arropa la República Dominicana el pasado sábado, cuando desaprensivos la interceptaron con pistola en mano.

Ella, y una de sus hijas, que la acompañaba, salieron ilesas, pese a que los atracadores realizaron dos disparos.

Así lo dio a conocer a Álvarez a través de Twitter este lunes, agregando que dará más detalle en su programa “Esta Noche Mariasela”. (N DIGITAL)

View this post on Instagram

Estas son las imágenes captadas por las cámaras del edificio frente al que ocurrió lo que siempre temí. Sabía que un día yo también podría ser víctima de un asalto como tanta gente a mi alrededor, y hasta había pensado qué hacer y decir, pero nunca imaginé que sería tan violento y peligroso y que lo último en que pensaría sería en mi vida. No sé de dónde mi hija y yo sacamos la sangre fría para no inmutarnos con los tiros, y tampoco sé de dónde la saqué yo para tratar de meterme en medio de él y ella, porque evitar que le pasara algo era lo único en mi mente. El asaltante estaba tratando de arrancarle la cartera que mi hija llevaba en bandolera con la mano izquierda mientras le apuntaba con la derecha, y yo imposibilitada de protegerla por una barrera de coralillos. Lo primero que hice fue quitarme la mascarilla y gritarle mi nombre y que era de la TV, tratando de desviar su atención hacia mí y quizás con ello evitar una desgracia. Ahí disparó al aire y le volvió a jalar la cartera. Entonces volví a gritarle y me apuntó directo al pecho. Solo atiné a ponerme el bolso delante pero intercambiamos miradas por encima de su mascarilla. Pensé en todo lo que podía pasar pero, la verdad, no me asustó tanto…, ya había dejado a mi hija. Ahí ella entregó la cartera y entonces el asaltante giró y disparó a una camioneta que se había detenido ante la escena. Luego se montó en su motor y se fue… Dios bendiga a ese chofer que tuvo el coraje de arriesgarse con tal de evitar una desgracia. Abrazada a mi hija quedé en la acera mientras se acercaba mucha gente y carros que aparecieron de repente. Al ver el vídeo una y otra vez me di cuenta que todo lo que a mi me pareció una eternidad duró solo 20 segundos! Lo más insólito es que una hora después estaba asaltando a la familia de mi amigo @tutoguerrero, productor de TV, en Arroyo Hondo. Ya nos han robado las calles, la paz, y a muchos hasta la vida. Esta es una pandemia que no se cura con una vacuna.

A post shared by Mariasela Alvarez (@mariaselaalvarez) on

Etiquetas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *