La abuela sorprendió a toda la familia al vencer al virus a tal edad

Una anciana de 103 años de edad celebró haber ganado la batalla al coronavirus de una singular manera: tomando una cerveza.

La familia de Jennie Stejna, que ya es tatarabuela, la describe como una luchadora nata. Sin embargo, cuando la centenaria dio positivo en COVID-19 en su hogar de ancianos en Wilbraham, Massachusetts, hace tres semanas, se temió que esta fuera una batalla que tal vez podría no ganar.

Por suerte, sí pudo con el virus. ¿Y qué mejor manera para celebrarlo que con una cerveza?

Jennie fue la primera en dar positivo por el virus en su hogar de ancianos, desde entonces ha habido 33 casos confirmados, y, a pesar de solo tener un poco de fiebre, fue trasladada rápidamente a una sala separada. Si bien no era completamente consciente de lo que le pasaba o en qué consistía el virus, Jennie sí sabía que estaba realmente bastante enferma.

Su condición continuó empeorando, hasta el punto en que su familia la llamó para despedirse, por si acaso. Según informa Wicked Local, cuando su nieto Adam le preguntó si estaba lista para ir al cielo, ella respondió: “Sí, qué demonios, sí”.

Sin embargo, con el paso de los días, Jennie se recuperó del virus.

“Esta luchadora abuela polaca nuestra venció oficialmente al coronavirus”, dijo Adam. Para celebrar tal logro, el personal le dio una botella de Bud Light.

La nieta de Jennie, Shelley Gunn, y su compañero Adam, se habían mudado recientemente de Seattle, Washington, a Easton en febrero. Una de las primeras cosas que hicieron fue llevar a su hija Violet a visitar a Jennie en el Life Care Center, después de contarle muchas historias sobre su abuela.

“Quería que mi hija tuviera un recuerdo de ella. Era el primer sábado de marzo. Al día siguiente dejaron de permitir que los visitantes entraran a la residencia. Ella siempre tuvo ese espíritu luchador. Ella no se rindió. Estamos realmente muy agradecidos”.

Jennie, quien ha vivido en el oeste de Massachusetts toda su vida y es considerada una “fanática de los deportes de Boston”, tiene dos hijos, tres nietos, cuatro bisnietos y tres tataranietos. Su esposo Teddy, con quien se casó en 1938, murió en 1992 a la edad de 82 años.

En todo el estado, ha habido 91,662 casos confirmados de coronavirus, con 6,304 muertes al momento de la publicación.

Etiquetas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *