Instagram está lanzando una serie de nuevas funciones destinadas a evitar que los usuarios, en particular los adolescentes, se enganchen en el uso excesivo de la plataforma, lo cual podría perjudicar su salud mental.

Para esto, la compañía lanzó su herramienta Take a Break, que alentará a los usuarios a pasar un tiempo fuera de la plataforma después de haber estado revisándola por un período determinado.

La función, anunciada en septiembre, llegará por primera vez a los usuarios de Estados Unidos, el Reino Unido, Canadá y Australia, y a todos los demás usuarios en los próximos meses.

Los usuarios pueden activar la función en “Configuración” y seleccionar si desean recibir una alerta después de usar la plataforma durante 10 minutos, 20 minutos o 30 minutos. Luego recibirán una alerta de pantalla completa que les indicará que cierren la aplicación, sugiriendo que respiren profundamente, escriban algo, verifiquen una lista de tareas pendientes o escuchen una canción.

Cabe señalar que los usuarios deben permanecer en la plataforma durante una sesión continua. Si la aplicación se cierra mientras vas al baño o la pantalla se apaga mientras revisas Netflix por ejemplo, el temporizador se reinicia.

Después de que aparece el mensaje que invita a tomar un descanso, el usuario tiene la posibilidad de presionar un botón que dice “Hecho” en la parte inferior del mensaje, con lo cual puede volver a revisar la aplicación.

Vaishnavi J, jefe de seguridad y bienestar de Instagram, dijo que la función aún se encuentra en sus primeras etapas y ampliará su funcionalidad en 2022.

Instagram también anunció que ahora tendrá un enfoque más estricto sobre el contenido que recomienda a los adolescentes y los invitará activamente hacia diferentes temas, como destinos de viaje, arquitectura y fotografía de la naturaleza. Este contenido se utilizará para desviar la atención hacia otros temas más recreativos. Esta función se lanzará el próximo año.

Instagram también está probando una nueva herramienta para que las personas administren su actividad en un solo lugar, lo que les permite eliminar de forma masiva las fotos y los videos que han publicado, y los ‘Me gusta’ y comentarios que hayan hecho.

La influencia de las redes sociales en la salud mental de los adolescentes ganó renovada atención este otoño después de que una extrabajadora de Facebook, de nombre Frances Haugen, filtró cientos de documentos internos de la empresa, algunos de los cuales mostraban que la compañía sabía cómo Instagram puede dañar la salud mental de las personas, especialmente entre las adolescentes.

Etiquetas
About the Author

Soy dominicano y orgulloso de serlo. En el 2005 inicia mi vida digital, complementándola con la comunicación y un universo de escritos. Simbiosis que me convirtió en 'surfista profesional' de la información.