Incertidumbre ante año escolar 100 por ciento virtual

Educación virtual

A 48 días para el inicio del Año Escolar 2020-2021, reina la incertidumbre entre los miembros de la comunidad educativa que están convocados a iniciar la docencia exclusivamente de manera virtual, tras la declaratoria de epidemia nacional por parte del Ministerio de Salud Pública el pasado 30 de junio.

La resolución número 180018, emitida por la institución rectora de la salud en el país, establece que para asegurar el ejercicio seguro de ciertas actividades que pueden propiciar focos de contagio de la COVID 19 se dispone que la educación primaria, secundaria, universitaria, técnico laboral y de cualquier otro subsistema que implique aglomeración de personas continuará impartiéndose de manera virtual.

Esta situación ha generado inquietud entre los padres y madres que, en su mayoría, han retornado a sus puestos de trabajo, tras el inicio de la fase II de la llamada desescalada y no saben quién acompañará a sus hijos a realizar las actividades dictadas a través de las distintas plataformas tecnológicas y entre quienes no cuentan con los dispositivos necesarios para enrolarse a la docencia virtual.

La semana pasada el ministro de Salud, Rafael Sánchez Cárdenas, dijo que corresponde a los Ministerios de Educación y de Educación Superior, Ciencia y Tecnología (Meescyt) dictar y dar seguimiento a los protocolos para el manejo de la nueva realidad impuesta por la COVID-19.

Aunque admite que muchas familias tendrán dificultades con los ajustes que la apertura puede producir, el funcionario afirma que el Ministerio de Salud poco puede hacer en esa dirección.

El Consejo Nacional de Educación había determinado que la docencia en el nivel básico sería impartida de manera semi-presencial, guardando estrictas medidas de higiene y haciendo una división grupal de los estudiantes.

Educa aboga por modelo híbrido

Y es precisamente por lo que aboga Acción Empresarial para la Educación (Educa), cuyo director ejecutivo, Darwin Caraballo, explicó a elCaribe que ante la coyuntura epidemiológica actual el modelo adecuado para retomar la docencia en el país debe ser híbrido y flexible, con respaldo de guías pedagógicas, la radio y la televisión y adaptado a la realidad de cada centro educativo, ya que no todos los estudiantes tienen las condiciones para soportar un proceso de educación 100 por ciento virtual.

Ayer el jefe de campaña del proyecto presidencial de Luis Abinader, Roberto Fulcar, también se mostró a favor de una combinación de la enseñanza presencial con la virtual, bajo el argumento de que el Ministerio de Educación “no está preparado para la virtualidad total”.

Caraballo recordó que aunque el programa República Digital se ha extendido en los últimos años, apenas 400 mil de los más de dos millones de estudiantes del sector público han recibido dispositivos tecnológicos.

“Estamos hablando de que se está lejos de alcanzar la universalidad. Estamos hablando entre el 20 y el 25%, en el mejor de los casos, de cobertura con dispositivo, pero también cuando medimos el nivel de conectividad, probablemente eso sea menor”, afirmó el especialista.

El panorama no es menos alentador en el sector privado, ya que según dice, menos del 10% de las familias con acceso a educación privada del país reúnen todas las condiciones materiales de infraestructura, conectividad y formación docente para cursar todo el proceso virtualmente. “Es menos del 10% de la educación privada en la República Dominicana, es decir, de los más de 3,830 centros, solamente menos de 300 tienen esta capacidad, el resto, tanto públicos como privados, están en dificultad para transitar en este modelo”, subrayó Caraballo.

Riesgo de que estudiantes vulnerables dejen las aulas

Cree que en este contexto el principal desafío es asegurar que los estudiantes más desfavorecidos puedan aprender, ya que existe un alto riesgo de que durante el próximo año escolar se agudicen la deserción y las diferencias sociales. Dijo que otro de los retos es proteger a los docentes y adultos mayores que trabajan en los centros educativos, ya que los últimos informes técnicos de la London School de Enfermedades Infectocontagiosas y el Instituto Pasteur de París muestran que los niños se contagian menos que los adultos y que no existe contagios entre pares.

Flexibilidad

Darwin Caraballo cree que deben aplicarse modelos flexibles, adaptados a la realidad de cada centro educativo y a cada familia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *