Escrito por Ricardo Santana

Mao, Valverde.- Muchas inmigrantes hai­tianas con la asesoría de traficantes de personas in­documentadas que ope­ran en la frontera de Haití, hasta República Domini­cana, comenzaron a usar la modalidad de entrar al país con niños y ado­lescentes, para proteger­se y evadir persecuciones, arrestos y repatriaciones por parte de autoridades militares y migratorias, di­jeron algunos detenidos.

Según organismos de in­teligencia de la frontera y el Noroeste, se ha podido comprobar que hay muje­res de nacionalidad haitia­na que están cruzando con niños haitianos, sin tener parentesco con ellos.

Algunas de las inmigrantes detenidas dijeron que pre­fieren cruzar la frontera en compañía de sus hijos me­nores, porque cuando los dejan al cuidado de otras personas en Haití, se expo­nen a todo tipo de abusos.

La Cuarta Brigada del Ejér­cito de República Domini­cana, que dirige el coronel German Rosario Pérez, in­formó al Listín Diario que el lunes fueron detenidos en la comunidad Gozue­la, provincia Monte Cristi, 83 haitianos ilegales, entre ellos , 27 menores, 26 mu­jeres y 30 hombres. Tam­bién en operativos rea­lizados por militares, en coordinación con oficiales de Migración, el viernes, sá­bado y domingo pasados, en los municipios Monción, Las Matas de Santa Cruz, Loma de Cabrera y el distri­to municipal Santa María, fueron detenidos 616 hai­tianos en condición migra­toria irregular, de ellos 540 son hombres y 76 mujeres

Los menores

Algunas de las haitianas arrestadas por efectivos del Ejército y Migración mani­festaron que es una estra­tegia de los traficantes de haitianos como los poteas ó potiás, que se dedican al tráfico de personas desde la frontera de Haití, hasta te­rritorio dominicano, utili­zar a menores para evadir la persecución.

Algunas de las deteni­das para fines de repatria­ción no tenían parentesco con los menores, pero en su cruce al país se hicieron acompañar de ellos. “Nos dijeron que si cruzamos con niños, niñas y adoles­centes, las cosas se nos po­nen mejor acá”, comunicó una haitiana detenida para fines de investigación y que se identificó como Laurane Celestín Pierre.

La inmigrante, a quien se le entiende poco el espa­ñol, sostuvo que no quie­re seguir viviendo en Haití, porque no hay “comía” (ali­mentos), hay muchos se­cuestros, atracos en las ca­lles y casas, no hay empleás (empleos)”, se quejó.

EN PUNTOS
Abusos.

Otras haitianas explica­ron que prefieren emi­grar a República Domi­nicana acompañadas de sus hijos y no dejarlos al cuidado de otras per­sonas porque en su país son víctimas de abusos físicos y sexuales.

Nuevo.
El tráfico de menores es un nuevo descubrimien­to que las autoridades dominicanas apostadas en la frontera Norte no habían detectado al me­nos en casi 4 meses.

Inconveniente.
Si los niños y adolescen­tes no están acompaña­dos de sus padres, fami­liares y tutores, las auto­ridades dominicanas no pueden repatriarlos.

Etiquetas
About the Author

Soy dominicano y orgulloso de serlo. En el 2005 inicia mi vida digital, complementándola con la comunicación y un universo de escritos. Simbiosis que me convirtió en 'surfista profesional' de la información.