Muere Enrique Pérez y Pérez, exgeneral dominicano que jodió a mucha gente

El mayor general retirado Enrique Pérez y Pérez
El mayor general retirado Enrique Pérez y Pérez

Murió la mañana de este viernes el mayor general retirado Enrique Pérez y Pérez, quien fungió como secretario de las Fuerzas Armadas y jefe de la Policía Nacional durante los controversiales doce años del expresidente Joaquín Balaguer.

La información fue ofrecida por el periodista Orlando Gil, quien detalló que el general retirado murió en su casa.

A Pérez y Pérez se le señala como uno de los hombres fuertes de la década de los 70 en la República Dominicana, cuando Joaquín Balaguer gobernaba al país luego de finalizada la Guerra Civil del 1965.

Bajo su jefatura en la PN auspició la creación del grupo paramilitar bautizado con el nombre “Frente Anti Comunista y Balaguerista”, que la población bautizó como “La Banda”, y años después le agregó el calificativo de “Colorá”.

Durante los 12 años, Pérez y Pérez mantuvo rivalidad con el entonces general Neit Nivar Seijas, quien lo sucedió en la Policía Nacional.

Esta rivalidad tuvo un detonante en el 1975, cuando Pérez y Pérez presentó su renuncia como secretario de las Fuerzas Armadas por la designación de Nivar Seijas en la Policía Nacional.

Antes de su designación como jefe de la Policía había ocupado los más altos cargos militares en el país; habiendo sido jefe del Ejército dominicano y ministro de las Fuerzas Armadas en el gobierno provisional del doctor Héctor García-Godoy Cáceres, quien lo puso en ese puesto sustituyendo al contraalmirante Francisco Javier Rivera Caminero, para contener la protesta pública y la huelga nacional que motivó la masacre estudiantil del 9 de febrero de 1966, en la que murieron cinco estudiantes, incluyendo la niña de catorce años Amelia Altagracia Ricart Calventi, luego de que militares apostados en el área del Palacio Nacional dispararan sus armas contra una multitud de muchachos indefensos que estaban allí reclamando la desocupación de las escuelas y los liceos públicos en manos de los soldados invasores de 1965.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *