¿Cuáles enfermedades se pueden transmitir mediante el sexo oral?

Algunos lo consideran una alternativa al sexo seguro

De acuerdo al Centro de Control y Prevención de Enfermedades, más del 85% de los adultos entre los 18 y 44 años sexualmente activos, habían practicado el sexo oral. Ahora bien, hay que tener en cuenta que la transmisión de ETS puede ocurrir si uno de los dos está infectado y si no se usa algún tipo de protección, como el condón. Aquí te hablamos un poco más sobre los riesgos que presenta esta práctica.

Transmisión de ETS

Las ETS son un conjunto de enfermedades que se transmiten a través de las relaciones sexuales. Hay quienes piensan que la transmisión de dichas enfermedades se produce solo si el contacto sexual es a través del contacto entre los genitales.

Sin embargo, estas también se pueden transmitir a través del sexo oral. Por lo que no son una opción segura si alguno de los dos tiene una ETS.

Enfermedades que se transmiten por sexo oral

La clamidia es una de estas enfermedades que se transmiten a través del sexo oral. La clamidia puede alojarse en la garganta. Y quien la tenga en la garganta puede transmitirla con el contacto con el pene o la vagina.

Cuando se infecta la garganta, no suelen presentarse síntomas, aunque puede generar un intenso dolor de garganta. En la zona genital puede producir secreciones, dolor al orinar e inflamación en los testículos.

Lo mismo sucede con la gonorrea. Una persona infectada puede transmitir gonorrea a través del sexo oral. El dolor de garganta sería el único indicativo de quien se haya contagiado la boca.

En los órganos sexuales genera los mismos síntomas que la clamidia. La sífilis es otra ETS que puede ser peligrosa. A diferencia de las anteriores, esta sí deja huellas visibles y dolorosas, como las llagas en los labios o en la boca, y en los órganos sexuales.

El herpes por su parte, produce dolor de cabeza y llagas en el área afectada. También es posible contraer VPH y VIH. Enfermedades que son graves y que todavía no tienen cura.

Tratamiento

El tratamiento variará de acuerdo a la enfermedad. Hay algunas que sí tienen solución y se pueden tratar, mientras que hay otras que no. Por eso es importante tomar medidas preventivas a la hora de tener prácticas sexuales.

Lo recomendable es tener una pareja sexual estable y realizarse los exámenes con frecuencia. El uso de preservativos contribuirá a reducir el riesgo de infección.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *