El Giro continúa con Carapaz a la cabeza

El checo Jan Hirt ganó la complicada 16ma etapa del Giro de Italia el martes para su primer triunfo importante, mientras que el ecuatoriano Richard Carapaz mantiene la camiseta rosa cuando la competencia llega a la última semana en las montañas altas.

Hirt se tomó la cabeza con incredulidad antes de levantar las manos al cruzar al meta al final de la ruta de 202 kilómetros entre Salo y Aprica, que incluyó uno de los ascensos más complicados del deporte en Mortirolo.

«Cada vez que alguien me pregunta por que soy ciclista, lo que quiero lograr, creía que quería ganar una etapa del Giro y después podía detener mi carrera», dijo Hirt entre risas. «Entonces estoy feliz, pero no quiero detenerme».

La etapa también incluyó otros dos ascensos de la más alta clasificación, la épica fase incluyó más de 5.000 metros de subida. Esta también se trató de la anual etapa del vino y que fue dedicado a la variedad Sforzato en la zona de Valtellina.

Hirt atacó casi en la cima de la subida de Santa Cristina, que tiene pendientes en dobles dígitos, y aunque casi perdió el control en el descenso que se complicó debido a que llovió antes, el ciclista de 31 años logró mantenerse en su bicicleta y terminó con 7 segundos de ventaja sobre Thymen Arensman.

 

Por el tercer lugar

Hubo una pelea por el tercer lugar y último puesto con puntos de bono entre los favoritos. Jai Hindley superó a Carapaz y Mikel Landa. El cuarteto —que también incluyó al español Alejandro Valverde— cruzaron 1 minutos y 24 segundos detrás de Hirt.

Hindley, subcampeón en el 2020, redujo la brecha con Carapaz a tres segundos. João Almeida se mantiene tercero en la clasificación, pero perdió 14 segundos y ahora está 44 segundos detrás del ecuatoriano.

Te puede interesar

Dainese da a Italia su primera etapa en este Giro, Gaviria segundo

El director del Giro lamenta la baja de Girmay

Girmay:» No puedo seguir, mi ojo necesita descanso»

«Ha sido una etapa dura y al final tengo que decir que estoy contento», dijo Carapaz. «Pensé que ganaría el sprint por el tercer puesto y me llevaría la bonificación. Aunque no lo haya conseguido, sigue siendo un buen día para mí».

«Es cierto que he perdido algunos segundos con Hindley, pero he ganado más con Almeida, así que el balance es positivo».

Landa es cuarto, mientras que el dos veces campeón del Giro Vincenzo Nibali se colocó quinto tras atacar para desprenderse del pelotón en el descenso en Passo Mortirolo. Aunque sus rivales lo alcanzaron, la forma que mostró parece que aún tiene más que ofrecer el ciclista italiano en su último Giro.

La 17ma etapa del miércoles tiene cerca de 4.000 metros de ascenso en una ruta de 168 kilómetros entre Ponte di Legno to Lavarone. El Giro termina el domingo en Verona.