El éxito del documenta del “The Last Dance” no solo catapultó de nuevo la carrera de Michael Jordan, sino también de algunos personajes que convivieron con él, como lo es el caso de Dennis Rodman, uno de los jugadores más controvertidos en la historia de la NBA.

Si bien su calidad como jugador es incuestionable, Rodman tiene un peculiar andar fuera de las canchas que lo ha llevado a tener problemas con la policía, llenarse de rivales e incluso a convertirse en amigo de Kim Jong-un, el mandatario de Corea del Norte, en 2013.

La relación entre el exbasquetbolista y Jong-un logró trascender al grado de que llegaron a beber alcohol juntos, lo cual presumió Rodman en una charla que tuvo con Mike Tyson en su podcast “Hotboxing”.

Tras la reciente especulación salvaje sobre la salud de Kim, Rodman le dijo a The Post la semana pasada que creía que su viejo amigo estaba bien, y probablemente pasaba su tiempo como la mayoría de los estadounidenses: viendo el documental de Jordan “The Last Dance”.

“Cuando me dijeron que iría a Corea del Norte, pensé que firmaría algunos autógrafos y jugaría un partido de baloncesto. Bajé del avión, había una alfombra roja y unas ochenta personas.

“Algunas personas me pidieron que los siguiera e instintivamente pensé que querían arrestarme… Voy a una de las sillas grandes y los 22 mil presentes se pusieron de pie, aplaudiendo, pero un oficial me recordó que la ovación está dirigida a su líder. ‘Líder de… ¿qué?’. No tenía idea de quién era”, admitió.

Rodman y Kim Jong-un cantaron y bebieron juntos

El exjugador de Chicago Bulls señaló que él y Jong-un tuvieron una buena química, al grado de que el segundo le señaló que apreciaba su compañía, por lo cual lo invitó a continuar con él toda una noche “entre vodka y karaoke”.

El dictador, ahora de 36 años, le dijo: “Le pedimos a Michael Jordan que viniera, pero él no vendría, así que le pedimos”. Rápidamente se unieron sobre su amor compartido por el juego, y luego Kim lo invitó a su casa para una fiesta salvaje, afirma Rodman. “Vamos a cenar esta noche. Un poco de karaoke y un poco de vodka, algunas bellezas y cosas así ”, dijo Rodman, le dijo el líder norcoreano

“Lo siguiente que sé es que estamos cenando y estamos borrachos, comienza a cantar karaoke y no tengo idea de qué demonios está hablando”. Luego salió una banda de 18 mujeres “calientes”, y solo tocó la canción del programa de televisión de 1978 “Dallas”, dijo Rodman.

El miembro del Salón de la Fama sugirió que aprendieran otras canciones, algunas de Pearl Jam, Van Halen y Rolling Stones, y, la próxima vez que visitó Corea del Norte, tocaron todas sus peticiones.

Dicha amistad continúo una vez que Rodman regresó a Estados Unidos y ambos siguieron comunicándose vía telefónica, aunque eso lo llevó a ser investigado, según detalló. “Era como si yo fuera uno de la familia. Sin embargo, en cierto momento, cuando regresé a los Estados Unidos, me di cuenta de que estaban revisando mi teléfono”.

Hola! Si te gustó compártelo y síguenos
Tagged:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *