Un estudio es apunta una previsión de que el verano en 2050 en España podría dejar temperaturas de 50ºC, con dos meses de noches tropicales y lluvias torrenciales, todo ello consecuencia del cambio climático.

Ante estas previsiones y teniendo en cuenta que, actualmente, los termómetros ya marcan temperaturas superiores a los 40ºC, una de las preguntas que se vienen a la cabeza está relacionada con las máximas temperaturas que puede soportar el cuerpo humano.

¿Qué temperatura puede soportar el cuerpo?

En primer lugar, hay que tener en cuenta la temperatura corporal, cuyo valor normal ronda los 37 grados, considerándose hipotermia cuando baja a 35 grados e hipertermia cuando el cuerpo sufre un golpe de calor y la temperatura corporal está entre los 37,5 y los 38,3 grados, tal y como informan desde Gizmodo.

Aun así, el cuerpo humano puede sobrevivir con una temperatura ambiental superior a los 40 grados, siempre que esté bien hidratado. Así, los especialistas apuntan a que el límite de temperatura ambiental que puede soportar el ser humano es de 55 grados con humedad normal, ya que con unos 60 grados, el cuerpo sufriría hipertermia en pocos minutos.

Sin embargo, los golpes de calor no se suelen dar por una exposición a una alta temperatura a corto plazo, sino que las muertes por olas de calor se dan como consecuencia de estrés térmico acumulado durante días o semanas, es decir por periodos más largos de exposición a temperaturas de entre 30 y 35 grados. Así, con 45 grados de temperatura ambiental, con el cuerpo bien hidratado y a la sombra, el cuerpo puede aguantar y no sufrir un golpe de calor.

¿Cómo evitar sufrir un golpe de calor?

Con la llegada del verano y el calor, el tiempo y los termómetros pasan a ser una de las noticias más repetidas en los medios de comunicación y, con ello, los consejos para tratar de evitar los golpes de calor.

Así, hay que seguir una serie de recomendaciones que, aunque conocidas, no siempre se llevan a la práctica ni se tienen en cuenta, un error sobre todo en niños y en personas mayores. Desde Sanitas recomiendan:

  1. Evitar la exposición al sol en las horas centrales del día, es decir, desde las 12:00 hasta las 17:00 horas.
  2. Evitar las exposiciones prolongadas o dormir al sol.
  3. En caso de notar cansancio o mareo, retirarse a un lugar fresco o ventilado.
  4. Pasar tiempo en locales con aire acondicionado. En casa, hay que bajar la temperatura por la noche, porque el cuerpo se enfría durante el sueño.
  5. Cubrir adecuadamente la piel, la cabeza y los ojos con ropa, sombreros o gorros y gafas de sol.
  6. Consumir abundantemente agua, líquidos y bebidas isotónicas. Evitar las comidas pesadas de difícil digestión, que hacen aumentar la temperatura interna.
  7. Llevar ropa ligera que permita la transpiración, el principal mecanismo de refrigeración del cuerpo.

Etiquetas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *