Unas 200 mil familias serán incorporadas a “Comer es Primero”

A partir de diciembre los beneficiarios de la tarjeta del programa de ayudas sociales del gobierno denominado “Comer Es Primero”, devengarán RD$1,650. Estos solo recibían RD$825 antes del impacto económico y de salud causado por la pandemia del Covid-19.

Asimismo, la cantidad de familias favorecidas será aumentada de 800 mil a un millón, informó Gloria Reyes, directora de Progresando con Solidaridad (Prosoli) al participar en los Coloquios del periódico EL DÍA.

El proceso de integración de las 200 mil familias adicionales al programa iniciará en enero, las cuales también contarán con un seguimiento y acompañamiento social.

Estrategias

Para mitigar el eventual impacto social y económico derivado de la finalización en diciembre del subsidio temporal del proyecto “Quédate en Casa”, por el cual 1.57 millones de familias son beneficiarias, la funcionaria aseguró que el gobierno posee un plan estructurado.

“La perspectiva del gobierno es trabajar para recuperar la economía y que despegue la producción nacional, a fin de que el impacto sea menor”, señaló Reyes.

Dentro de esos esfuerzos del gobierno está fomentar la agricultura para la exportación de alimentos y la remodelación del muelle de Barahona, que permitirá el atraco de buques de mayor longitud y calado, así como la construcción del puente de Barahona y manzanillo, los cuales ayudarán a ampliar las plazas de empleos.

Actualmente el programa “Quédate en Casa”, que se creó para ayudar a las familias afectadas por el desempleo causado por la pandemia, otorga un subsidio de RD$5,000 y los titulares vulnerables al virus o con alguna condición de discapacidad reciben RD$7,500.

La titular de Prosoli aclaró que cuando finalice el programa, la tarjeta solidaridad o “Comer es Primero” seguirá vigente con la ayuda base duplicada a 1,650 pesos y los beneficiarios aumentados a un millón.

Otra estrategia para minimizar los efectos de este cambio, es la inclusión de esas familias en los proyectos de capacitaciones que estaban concentrados a los inscritos al programa. “Las 44 escuelas de capacitación de producción, los 102 centros tecnológicos comunitarios y los espacios de Infotep, van a potenciar las capacidades y compensar la brecha de las personas que estarían fuera del programa y no recibirán los beneficios”, puntualizó.

Esto con el fin, continúa Reyes, de poder preparar a las personas para la producción y los potenciales trabajos que el gobierno va a desarrollar en las provincias. “Porque la estrategia del gobierno es vincular las capacidades con la demanda del mercado laboral de las provincias”.

Decisión pendiente

Con respecto a si seguir utilizando la tarjeta solidaridad en los grandes supermercados luego que ser retorne al subsidio base, la funcionaria dijo que aún el Estado no ha tomado la decisión. “En principio abarca la red de colmaderos y almacenes de abastecimiento social, compuesta por unos 5,000 colmados, almacenes y pequeños supermercados para ayudar a dinamizar la encomia”, aclaró.

Robo de tarjeta

En cuanto a las denuncias de robo de identidad para utilizar los recursos de la Tarjeta Solidaridad, Reyes explicó que la cédula ha resultado ser un mecanismo inseguro para tranzar en las compras de los beneficiarios.

Esto debido, continúa Reyes, a que la gente puede usar el documento para consumir en los establecimientos. “Hemos recibido más de 2,000 denuncias de robo de tarjetas, por lo que se ha decidido entregar una tarjeta provisional”, indicó.

Prosoli mantendrá igual subsidio de escolaridad

Ayudas. La directora de los programas de ayudas sociales, Progresando con Solidaridad, Gloria Reyes, aclaró que el plan de subsidio a los niños en etapa escolar se mantendrá igual a pesar de los cambios que se han producido.

Señaló, sin embargo, que están condicionados a ciertos requisitos, como la asistencia escolar. La medición y seguimiento de esta variante está paralizada por la situación de la pandemia que afecta al país y al mundo.

Las ayudas económicas son desde RD$600, hasta RD$1,500 dependiendo del grado que curse el niño y la cantidad de estudiantes que contengan las familias beneficiarias del programa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *