Acusada en asesinato de Vanessa Guillén se declara no culpable

Cecily Aguilar
Cecily Aguilar / Vanessa Guillén

Cecily Aguilar, la joven de Michigan acusada en relación con el asesinato de la soldado Vanessa Guillén reportada en la base militar Fort Hood, en Texas, se declaró este martes no culpable de los tres cargos federales que enfrenta.

En la vista esta tarde en la corte texana de Waco, se determinó que la acusada deberá permanecer en la cárcel sin derecho a fianza hasta que inicie el juicio.

La abogada de la familia Guillén, Natalie Khawam, dijo a los medios que la acusada de manipular evidencia relacionada con el crimen intentó abandonar el país y borrar sus cuentas en Google antes de su arresto.

El Diario NY informó hace semanas sobre el contenido en algunas de las cuentas de redes sociales de Aguilar en las que la joven dejaba expuestas sus intimidades.

Según el reporte de la televisora KXXV, el esposo de Aguilar -del que se encuentra separado- estuvo presente en el tribunal.

La versión de las autoridades sobre el crimen se centra, precisamente, en una discusión entre Guillén y otro soldado identificado como Aaron David Anderson en la armería del fuerte como el detonante del ataque a martillazos contra la joven.

Supuestamente, en medio de las labores de inventario en el salón de armas el pasado 22 de abril, Vanessa le reclamó a Robinson sobre su relación con Aguilar, ya que ésta se encuentra legamente casada con otro soldado que estuvo destacado en Killeen.

El curso de la discusión, alegadamente, llevó a Robinson a atacar hasta la muerte a Vanessa con un martillo, según declaraciones de Khawam a medios.

La denuncia criminal relacionada con el arresto de Aguilar precisa que la joven ayudó a Robinson, con quien mantenía una relación sentimental, a trasladar el cadáver de Vanessa a una zona cerca del río León donde la desmembraron y lanzaron sus restos en varias fosas.

El informe federal relacionado con la investigación indica además que Aguilar habría informado a las autoridades sobre el paradero de su novio, quien se suicidó al ser abordado por agentes investigadores el pasado 30 de junio en la avenida East Rancier no muy lejos de la base militar más poblada de EEUU.

La defensa de Aguilar no ha dado declaraciones a la prensa.

La audiencia en corte estuvo ambientada con una manifestación en la que participaron niños estuvo dirigida por la organización LULAC como medio para pedir “justicia para Vanessa” y la imposición de la máxima pena contra la acusada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *