Tipo con bandera dominicana con colores LGBTI causa revuelo

LGBTI
Imagen del hombre mientras sostiene la bandera dominicana con los colores de la comunidad LGBTI

Luego de que la viceministra de la Presidencia, Dilia Leticia Jorge Mera, publicó en su cuenta de Twitter una fotografía de su escritorio en que se visualiza dos banderines de la comunidad LGBTI, las redes sociales han estado muy activas con comentarios a favor y en contra en torno al tema.

Las reacciones de los usuarios se intensificaron aún más este viernes, tras circular este viernes una nueva imagen que muestra a un hombre sosteniendo en sus manos la bandera de República Dominicana, cuya composición tradicional de los colores rojo y azul fue sustituida por los del colectivo gay.

Con respecto a la acción, el abogado Félix Portes expresó que respeta las preferencias sexuales, sin embargo, señaló que los símbolos patrios deben ser respetados.

“Esto es una irreverencia según artículo 24 de la ley 210-19, el usar colores distintos a los establecidos por la Constitución, penado con 30 días de prisión y 5 salarios”, escribió Portes a través de su cuenta de Twitter.

Mientras que, el medallista olímpico Gabriel Mercedes, dijo que lo ocurrido para él que ha defendido tanto el país es inaceptable.

“Es indignante que utilicen los símbolos patrios que tanta sangre han derramados hombres y mujeres por ella. Deberían someter a quien altere nuestra bandera. Todo pueden tener su presencia no me importa”, destacó Mercedes.

De su lado, una persona identificada como Vitaly Abreu publicó un comentario en la nombrada red social, manifestando “que a ese hombre hay que meterlo preso ya, por irrespetuoso”.

“Deberían dejarla con esos bellos colores ”, una opinión

“¿Cuál hace más daño, él por usar nuestra bandera así, o los ladrones que se roban los millones que pertenecen al pueblo?”, cuestionó el usuario Hansen Ureña.

“Deberían dejarla con esos bellos colores y ondearla a media asta en todas las esquinas y recintos públicos y privados. Ejemplo: Palacio, Congreso, Suprema Corte de Justicia, Tribunal Constitucional y Colegio de Abogados “, refirió Rafael Novas. (DL)

1 comment

  1. CON RESPECTO A LA BANDERA LGBT DOMINICANA

    Para hacer el diseño de esta bandera me inspire en las bandera LGBT y la dominicana, aunque tenga semejanza con ambas, no es ninguna de las dos, por los colores, su distribución y la forma, es una bandera nueva y distinta a cualquiera. Inspirarse en otras banderas para hacer una nueva no es un delito, la primera bandera dominicana fue inspirada de la haitiana, y esta se inspiro de la francesa.

    El escudo dominicano es un símbolo individual (separado de la bandera), que me representa como dominicano, tengo derecho a usarlo como cualquier otro dominicano, lo puedo usar en una camiseta, un llavero, pintado en una motocicleta, o en esta respetable y representativa bandera.

    Esta bandera representa a la comunidad LGBT dominicana. Recuerda que Republica Dominicana no solo es heterosexual, también es homosexual y transexual. Significa la unidad o integración de las personas LGBT con el resto de la población dominicana, que esperamos que ocurra pronto.

    El estado dominicano es de todos y no puede separase de un grupo o minoría, discriminándolos, dándoles menos derechos y protección, a pesar de que esta minoría culpe todos los deberes.

    Si el estado dominicano, encuentra ofensiva esta bandera, sabiendo que aunque no sea ninguna de las dos, fue inspirada por las banderas LGBT y la dominicana, estarían dando un claro mensaje de que las personas LGBT y sus símbolos son ofensivos, humillando y ofendiendo con esto, no solo a la comunidad LGBT dominicana, también a la del mundo. Lo mismo ocurriría si no puedo colocar el escudo dominicano encima de la bandera LGBT.

    La compañía «Zazzle» vende camisetas y tarjetas con los símbolos patrios modificados, adornados y mesclados con otros símbolos. Si para ustedes no es ofensivo que el símbolo de la paz, la bandera y el escudo dominicano estén juntos, mucho menos lo será con un símbolo que representa a una comunidad mundial, que está luchando para que se le deje de tratar como ciudadano de segunda y tercera clase, o como criminales, porque bajo ningún argumento, cultura, situación o época; no somos, ni fuimos o seremos, menos que los heterosexuales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *