No se sabe si el apoyo a Luis Abinader será por un puesto en el Estado

Cuando Amable Aristy Castro vio a su hija Karina, del Partido Liberal Reformista (PLR), perder el reinado de 18 años en la Alcaldía de Higüey ante el Rafael Barón Duluc, del Partido Revolucionario Moderno (PRM) y aliados, buscó los culpables en sus aliados del partido oficialista, viendo peligrar sus 38 años en la administración pública.

El cacique del Este rompió con su alianza con el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) y buscó un acuerdo con el PRM para mantenerse en la “gracia” a los altagracianos.

Sin embargo, esta organización ya tenía elegido al reconocido médico Virgilio Cedano, para sustituir a Aristy Castro. Y así fue: el galeno se impuso con 38,403 votos (43.77%) a 25,270 (28.80%) que logró Aristy Castro. Robert de la Cruz, del PLD, obtuvo 22,160 votos (25.26%).

Nacido en el seno de una familia humilde en la comunidad de El Bonao, Higüey, Amable, de 71 años, ingresó al Partido Reformista Social Cristiano (PRSC) en 1976, para luego debutar como diputado en 1982. Desde entonces, el declarado seguidor de la doctrina balaguerista, había hecho todos los rejuegos para mantenerse activo en la administración pública hasta la derrota de este domingo.

Se mantuvo ocho años en la Cámara Baja, y desde 1990 hasta el 1998, subió a la Cámara Alta, donde ocupó la presidencia del Senado en 1994.

Entre el Senado, la Liga, el Senado y otra vez la Liga

En 1999, renunció al Senado para ocupar la secretaría general de la Liga Municipal Dominicana (LMD), tras un acuerdo entre el PRSC y el PLD. En las elecciones congresuales del 2002, cuando el Partido Revolucionario Dominicano (PRD) conquistó 29 provincias, Aristy Castro fue uno de dos senadores electos con el PRSC en esos comicios.

Ese mismo año, siendo senador, volvió a asumir la dirección de la entidad que gestiona todos los cabildos, lo que provocó que recibiera duras críticas, puesto que la función de senador o diputado es incompatible con cualquier otro puesto público, según lo establecía el artículo 18 de la Constitución de ese entonces.

Finalmente, Amable Aristy renunció en 2003 a su puesto en el Senado para volver a dirigir la Liga, esta vez con el apoyo del PRD.

Tres años después, en 2006, volvió a ser representante de los altagracianos en el Senado, pero ese mismo año, renuncia para quedar con la Liga con el acuerdo apoyo del PLD y PRD.

En el 2010, volvió al Congreso con el PRSC, pero dos años más tarde fue expulsado por la Comisión Presidencial Permanente de ese partido por oponerse a las decisiones asumidas por esa entidad.

En 2015, montó su tienda aparte y fundó su partido PLR, organización que sirvió de base para reelegirse en el cargo tras un acuerdo con el PLD para apoyar la reelección del presidente Danilo Medina.

En noviembre del 2019, el PLR siguió en esa línea y acordó apoyar la candidatura de Gonzalo Castillo, pero luego al perder las elecciones municipales, decidió buscar nuevos horizontes y apoyó a Luis Abinader.

Aunque aún no se saben detalles del acuerdo entre Amable Aristy y el electo presidente, lo cierto es que el próximo 16 de agosto, el también próspero empresario, entregará su curul en la Cámara Alta.

Hola! Si te gustó compártelo y síguenos
Tagged:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *